Digital

14.8.2014

 

LA (R)EVOLUCIÓN DIGITAL

Arq. Juan Alejandro Micieli Galeazzi  

Universidad Ditella

Posgrado de Arquitectura y Tecnología - Teoria de los Materiales

 

Durante las últimas décadas hemos visto aparecer una nueva ola de adelantos tecnológicos y nuevos sistemas ante los cuales ya nadie puede permanecer indiferente.  Durante una primera etapa se veía este nuevo mundo digital con ojos de sorpresa. Algunas miradas completamente integradas predicaban una revolución de todos los aspectos del hombre donde encontraríamos las respuestas a todos los problemas, otros por el contrario, apocalípticos, explicaban que esto solo podía llevarnos por un camino de alienación que terminaría con todo lo trascendente de las relaciones humanas. Hoy la revolución digital está en marcha transformándolo todo y ya con un poco de distancia podemos empezar a desandar su camino a través de nuestra disciplina.

 

WOW!

This is the world we created.

 

En un mundo digital, donde a los arquitectos ya no nos sorprende que yo este escribiendo esto en mi teléfono y subiéndolo a la "nube" a través de tecnología 3G para leerlo desde otro dispositivo en un parque, todavía parecemos sorprendidos por los procesos digitales de diseño y producción.

 

Todo parece ocurrir vertiginosamente; como durante la revolución industrial esta revolución digital no nos permite quedarnos estancos. Un nuevo orden mundial se está organizando; nuevos actores irrumpen en la escena cultura y política; nuestra escala de valores está atravesando grandes cambios; los avances en la ciencia y en la tecnología revolucionan el mundo de lo posible; los medios de comunicación estructuran de a poco nuevas formas de relaciones humanas. Los cambios ya se ven reflejados en casi todos los ordenes y la Arquitectura no es ajena a ello, todo esta dado para que se produzca un giro en el pensamiento y en la producción de los espacios arquitectónicos. Pero un cambio profundo en la disciplina se produce cuando se transforman de forma general -no sólo para algunos ejemplos que son más bien anomalías en sistema que continua funcionando de forma tradicional- los métodos de representación, las tecnologías, y las estructuras de trabajo.  

 

Otros momentos de cambio similares, como el renacimiento o la revolución industrial no sólo introdujeron nuevos sistemas representativos sino que transforma la forma de construir y de organizar la disciplina. Hoy en día el mundo digital ofrece un espacio virtual sin bordes ni fronteras, que desestructura por completo los conceptos de distancia y de espacio. Así comienzan a verse estructuras organizativas de producción que saben adaptarse, estructuras que aunque pequeñas pueden volverse internacionales, equipos de trabajo dinámicos, productos que exceden las fronteras de cualquier país o cultura. De esa forma los sistemas se adaptan a estas tecnologías de la misma forma que lo supo hacer el fordismo a las tecnologías de su época. Hoy en día y gracias a un gran acercamiento entre los procesos de diseño y producción digital y las posibilidades de producir en una escala arquitectónica, parece ser el momento de transformación de nuestra disciplina.

 

Los sistemas CAD son reemplazados por sistemas BIM que transforman la manera que tenemos de entender la representación arquitectónica. La introducción de los sistemas BIM en la Arquitectura generará un efecto similar al que produjo la implementación de las técnicas de dibujo de la geometría descriptiva o incluso la Perspectiva. Ya no se trata de representar en planta, vista y corte los conceptos ideales que están en la mente del diseñador sino que se genera un modelo ideal digitalizado que va mutando junto con las ideas del diseñador, a la hora de representarlo simplemente se le indica cómo hacerlo: una planta, un corte, una vista, una imagen 3d, listado de carpinterías, cantidad de metros cuadrados de piso de madera flotante, los diagramas de momentos de la estructura. Estos modelos virtuales al no ser simplemente dibujos, pueden ser leídos de infinidad de formas: un modelo puede ser iniciado en un software que cargue parámetros a través de algoritmos para hacerlos interactuar y generar formas en un espacio euclidiano virtual; este modelo puede ser luego interpretado por un software que lo cargue de información de materialidad, produzca análisis estructurales como planillas de cómputos y documentación técnica; posteriormente ese modelo puede ser leído por otro software CAM que puede controlar directamente una máquina CNC que corta, ensambla o fabrica una pieza determinada de forma automática y con una precisión sin precedentes en la industria de la construcción.

 

Esto tienen un gran interés directo en la industria de la construcción ya que reestructura el sistema tradicional de gremios, acorta los tiempos en obra y se focaliza en la producción en taller. También son muy importantes en lo que respecta a los lenguajes de diseño y a los espacios que los diseñadores solemos concebir, hoy en día estamos en un momento en el que casi se puede decir: “si lo puedes imaginar, alguien lo puede fabricar” y eso hace recaer una gran responsabilidad en los diseñadores que cada vez menos pueden esconderse tras frases como “el diseño era mucho más rico, pero la empresa no supo materializarlo”. Como todas las revoluciones, esta, trae aparejada nuevos lenguajes, nuevas estructuras de trabajo, nuevas posibilidades y sabrá resolver muchos problemas e injusticias contemporáneas pero, sin duda, también traerá las propias injusticias, iniquidades y limitaciones. Parece ser la tarea de los arquitectos de esta década el saber aprovechar y madurar todo esto para convertirlo en verdadera arquitectura que responda a necesidades reales que se inserte en el mundo y que sepa mirar más allá de sí misma.

 

LO RESOLVEMOS CON LA CUMPUTADORA

La primera etapa de lo digital

 

Nuestra disciplina nunca fue pasiva ante estos cambios. Los arquitectos siempre han estado fascinados con las nuevas tecnologías y esta revolución no fue la excepción. De la misma forma que en la segunda mitad del siglo XIX los arquitectos comenzaron a apropiarse de los adelantos tecnológicos de un mundo industrializado para formar una "nueva arquitectura" hemos visto en los últimos años una avalancha de arquitectos que en los últimos años se han acercado a la innovación digital. Hoy es difícil precisar como es o será la "arquitectura digital" pero ya podemos comenzar a entender con cierta distancia como ocurrieron y ocurren estos "procesos de digitalización"

 

En una primera etapa distinguimos a los pioneros. Este primer grupo podemos caracterizarlo por tener orígenes "pre-digitales". Están más relacionados con los movimientos sociales e intelectuales de las décadas del 60, 70 y 80 ya que fue en esos períodos en que sus estructuras de pensamiento comienzan a tomar forma. Arquitectos como quienes fueron agrupados por Philip Johnson y Mark Wigley en la exposición en el MOMA de arquitectura "de-constructivista" de 1988 fueron influenciados fuertemente por esas corrientes de pensamiento que excedían lo puramente disciplinario. El post estructuralismo frances, el movimiento hippie, los movimientos políticos de liberación, los avances en otras ciencias como la biología, los adelantos tecnológicos. De hecho el nombre de-constructivismo es tomado del pensador Jaques Derrida. Todo esto fue influenciando a cada uno de este "grupo" de pioneros que han encontrado en los procesos digitales la forma de comenzar a poner en práctica sus pensamientos.

 

El estudio meticuloso de estos procesos ha convertido al arquitecto Greg Lynn en uno de los más importantes exponentes del estudio teórico de "la arquitectura digital" en sus discusiones con Frank Ghery o Peter Eisenman encontramos que las búsquedas de ambos no parecen haber surgido desde procesos digitales sino que es a través de ellos han logrado comenzar a materializar sus ideas. Todos estos Arquitectos "predigitales" han sabido recorrer sus propios caminos, que en algunos casos se cruzan y en otros son paralelos, pero cada uno muy personal, resulta muy difícil agruparlos en un sistema de ideas, mas allá de que son todos arquitectos contemporáneos que se animan a responderle a este mundo y que todos se han sabido servir a su modo de las tecnologías. Eisenman por ejemplo tiene un trabajo de base completamente teórica, su búsqueda es sobre la filosofía del espacio, tiene una interpretación personal y exesivamente introvertida de los pensamientos del post estructuralismo: “había casas que por los primeros seis meses o años estaban abiertas y yo ni siquiera iba a verlas porque pensaba que eso no era lo importante; lo importante había quedado en los dibujos”. Se aleja de todo lo fenomenológico de la Arquitectura para concentrarse en la búsqueda de espacios metafísicos de forma análoga a lo que Derrida buscaba en cuando “desconstruia” los libros de texto de los grandes maestros. Por otro lado diseños que Zaha Hadid comienza a proponer desde la AA de Londres tienen orígenes mucho más cercanos al diseño en "estado puro". También Frank Ghery tiene su camino personal que atraviesa el estudio de diversos materiales que le ofrecen una capacidad formal que parece ilimitada. Rem Koolhaas a sabido acompañar a la practica de OMA con una producción teórica siempre contemporánea, ha buscado desde sus primeros trabajos como periodista responderle a un mundo cambiante, complejo y contradictorio. La obra de estos y otros tantos arquitectos de esta etapa nos parece inseparable de los procesos digitales, pero los procesos han llegado a estos estudios como algo novedoso.

 

Aunque en un comienzo la discusión parecía ser un tema meramente intelectual sobre como llevar ideas de la filosofía a la arquitectura actuando simplemente en la forma exterior de un edificio, las miradas han ido madurando para poder responder a los diversos y complejos lados que tiene la Arquitectura. Quizás por sus orígenes “pre digitales” han podido hacer uso de las tecnologías sin dejar que las tecnologías hagan uso de ellos.

 

Cuando lo digital comienza a ser moneda corriente en nuestra vida diaria, cuando ya la vida sin internet parece inconcebible aparecen los "digital native" en palabras de Greg Lynn. Estos son aquellos cuyos pensamientos son digitales desde el comienzo, a estos los consideramos en una segunda etapa digital.

 

YES WE CAN!

Una segunda etapa de lo digital

 

Estos son los Arquitectos que comenzaron a dibujar con un mouse, los que saben realmente hablar por FaceTime, los que pueden manejar solos sus cuentas de Twiter y Facebook, es decir aquellos que van a poder entender el nuevo orden mundial. Sin embargo es un tanto paradójico como es aquí donde realmente vemos a los “facinados”, es esta generación de arquitectos que sigue sorprendida por la capacidad del Grasshopper de hacer formas extremadamente complejas y al parecer siguen en ese efecto WOW. Sin embargo han ido madurando sus visiones y posturas que comienzan a consolidar miradas más complejas acerca de la sociedad contemporánea desde la arquitectura y desde la actualidad.

 

Los proyectos de estos arquitectos son atravesados desde el comienzo por las tecnologías digitales. Las ideas no son simplemente representadas en ordenador sino que son concebidas corregidas y analizadas de esa forma. Es así que estos trabajos responden de forma mucho mas integral a la realidad contemporánea, por lo general son acompañados de reflexiones profundas que exceden lo puramente disciplinar con una mirada analítica acerca de la realidad contemporánea.  

 

A la complejidad y lo multifacético de la Arquitectura se le va respondiendo desde diversas perspectivas que cuando se las mira en conjunto podemos entrever la aparición de una nueva mirada solida y completa. Aunque no meramente formal, la arquitectura es un hecho formal, y la forma de la arquitectura ha tenido a través de la historia un rol muy importante. Greg Lynn es quizás quien logra ir más lejos en su búsqueda de lo no-dogmático de lo no reducible a ideas pre establecidas, lo dinámico, lo móvil. Pero lo hace simplemente a través de la forma dejando de lado una gran cantidad de factores que hacen a la Arquitectura. En Folds, Bodies and Blobs nos propone una manera de entender la forma que  no tiene precedentes. Greg Lynn está constantemente al límite de lo posible trayendo a la arquitectura los más diversos adelantos de la tecnología, quizás su necesidad de estar siempre al limite de lo novedoso y lo provocativo le impide terminar de formalizar una mirada completa pero es sin lugar a dudas una figura imprescindible para este camino.  

 

Asi como se estudian formas dinámicas otros arquitectos enfocan su búqueda en las espacialidades, aquí encontramos el trabajo de Allen Sayegh desde INVIVIA  y como director del departamento de tecnología de la escuela de Arquitectura de Harvard University, que estudia lo que llama “Responsive Enviroment”  y comienza un universo que se encuentra al límite de lo real y lo virtual. Que ocurre cuando lo digital no es usado simplemente para diseñar espacios estáticos, sino que la complejidad del mundo digital se pone directamente en el espacio diseñado.  Espacios que no son definidos simplemente por su parte física sino por las imágenes que son proyectadas en ellos o por las imágenes que los espacios muestran a los usuarios a través de lo que se conoce como dispositivos de “Realidad Aumentada”.

 

Desde el MIT Skylar Tibbit sostiene que en los últimos años hemos visto como las tecnologías digitales revolucionaban por completo el mundo del diseño, pero que la industria de la construcción todavía no ha sabido adaptarse. Es así como inspirado en las proteínas y su forma de estabilizarse comenzó a estudiar lo que dio por llamarse “self-assembly technologies” estos son estudios de ciencia aplicada pero que todavía no han encontrado su lugar en la industria y en la práctica real, pero que como la historia nos ha mostrado lo sabran hacer paulativamente. John Fernandez también desde el MIT estudia como los diferentes adelantos que parecen aislados se pueden organizar en familias y a la vez en sistemas constructivos. Propone un punto medio entre los estudios completamente de base y de vanguardia y la práctica Arquitectónica.

 

Otros muchos arquitectos llevan adelante prácticas que son quizás menos de vanguardia si las miramos en cada uno de sus lados pero que cuando vemos la imagen general entendemos como son ellos quienes parecen dar sentido a toda esta revolución con una producción que no es solo de avanzada porque se puede, sino que lo es para poder responder a la realidad desde las más variadas perspectivas que la arquitectura requiere. Moussavi con sus teorías y sus obras nos ha sabido mostrar como esa tecnología y ese “nuevo hombre moderno” pueden hacer arquitectura. Volviendo a pensar temas como el ornamento y el estilo que durante el siglo XX han sido tabú para algunos o simple objetos de burla para otros. Moussavi retoma grandes pensadores del post estructuralismo y sabe utilizar conceptos como la Afección y el Efecto de Gilles Deleuze. Sus investigaciones tratan de centrarse en como todo esto puede ser útil para la producción arquitectónica. Propone que debemos de dejar de preocuparnos por el sentido en la arquitectura ya que aunque lo quisiéramos no podríamos darle el sentido que buscamos a la arquitectura ya que el sentido es el efecto que se genera en un individuo cuando recibe un estímulo o afecto y ese efecto está tan influenciado por el afecto como por el individuo mismo, su realidad, su pasado y su presente. Moussavi se aleja de la “arquitectura paramétrica” ya que no parece sentirse cómoda con una arquitectura que es definida por una cantidad de variables que pueden escribirse en un script. La posición que toma Moussavi y la Arquitectura que produce pertenecen claramente al mundo contemporáneo y digital. No puede repetirse o auto copiarse como variables de una misma idea en diferentes lugares sino que cada edificio parece responder a un nuevo paradigma. No tiene principios inmóviles sino que se adapta, evoluciona, se mueve. Está siempre interpretando la sociedad del espectáculo y del temor en la que vivimos pero siempre buscando interpelarla con su mirada y su actitud.  

 

En la misma línea de una producción diversa y multifacética, sin paradigmas estáticos o dogmas podemos encontrar el trabajo de muchos arquitectos contemporáneos, Preston Scott Cohen, Iñaki Abalos, Stan Allen entre otros.

 

Si logramos que estas nuevas ideas, formas y procesos logren dar respuesta a lo que el arq. Sagiotti llama “los problemas reales de la Arquitectura”. Si encontramos una respuesta contemporánea a la Arquitectura; que contiene la vida humana y las practicas sociales de las que nos habla Rafael Iglesia;  que debe acondicionar los espacios para la vida y por ello ocuparse de la provisión de servicios y la infraestructura; que es parte y reflejo de una sociedad; entonces podremos decir que estamos ante una nueva arquitectura que es capaz de interpelar a la sociedad a la vez que es parte de ella.

 

1- Umberto Eco - “Apocalípticos e integrados” – 1968 .  

Estudia la cultura de masas y ya muestra como estas dos miradas ante las tecnologías y los medios de comunicación comienzan a formarse.

2-Diseño asistido por computadora

3-Building Information Modeling

4-Computer-Aided Manufacturing - Fabricación asistida por computadora

5-Control Numérico Computalizado

 

 

Please reload

Venezuela 574 - Of D - (1095) San Telmo, Buenos Aires, Argentina